Cuando se detectan anomalías en el funcionamiento de las instalaciones, desprendimientos y deterioros en las fachadas, filtraciones de agua por las cubiertas así como las causadas por deficiencias de mantenimiento, se procede a la rehabilitación y en caso necesario a la reforma de las partes afectadas.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted